Desenterrando al tigre. Crónica de un viaje al epicentro de la fiebre del ámbar en Chiapas (6 de 8)

[Esta es la 6a de 8 partes en las que está dividida esta crónica. Cada capítulo se publica por entregas los lunes y jueves de cada semana. Para mayor contexto, leer la 1ra, 2da3ra4a y 5a entrega:]

I. “Los chinos” se están acabando el ámbar de Chiapas. leer más

II. El camino a Simojovel. …leer más

III. El misterio de las esferas limpias. …leer más

IV. Los perdedores. …leer más

V. La fiebre del ámbar. ...leer más

VI. El comercio global de ámbar

La producción minera de Simojovel, aunque importante para la región, tanto económica como simbólicamente, tiene poco impacto en el mercado global. La costa del mar Báltico, por sí sola, concentra el 90% de la producción global de ámbar.

Bastó con que unos cuantos emprendedores vieran una oportunidad de negocio procurándose proveedores alternativos y, con toda seguridad, más baratos que en el mercado báltico, para que las ondas generadas al otro lado del océano se sintieran aquí, en la pequeña Simojovel, como un tsunami.

Además de la asociación simbólica entre el ámbar y el alma del tigre en China, la resina es considerada también una de las cinco piedras sagradas de ese país, solo superada en importancia por el jade. La asociación es poderosa y por ello se considera que la piedra contribuye a la potencia, vitalidad y buena suerte, además de muchos otros beneficios relacionados al uso de ámbar en polvo dentro de su medicina tradicional.

Estudios comerciales sobre China y el mercado global del ámbar apuntan como una de las principales hipótesis para el aumento significativo en su demanda, al agotamiento de las reservas de jade en China. En contraste, el ámbar combina una belleza e importancia similar con mayor disponibilidad.

Otro factor es el crecimiento económico del gigante asiático, en particular, de su clase media; gracias al precio accesible del ámbar, comparado al de otras joyas, la piedra es uno de los bienes predilectos de un segmento creciente de la población .

En el mismo sentido, cada año en Gdansk, Polonia, se realiza una feria en la que se cierran la mayor cantidad de tratos comerciales relacionados al ámbar entre China y la región báltica. El periódico británico The Guardian, al reportar sobre este evento en el año 2016, estimó que, en los cinco años anteriores, el valor comercial de la resina se había incrementado en mil por ciento.

“Amberif 2016”, feria de comercio internacional de ámbar en Gdansk, Polonia. Foto: Jerzy Pinkas / www.gdansk.pl (Ver original)

Un aumento tan significativo en su valor comercial, en conjunto con una oferta limitada, seguramente orilló a que emprendedores y comerciantes buscaran fuentes alternativas para surtirse de materia prima.

Se entiende entonces que los comerciantes chinos llegaran a uno de los pocos lugares con extracción comercial de ámbar en el continente americano y establecieran una relación directa con los mineros, buscando así un mayor margen al que obtenían por el ámbar báltico, donde es difícil tratar directamente con los productores, sea por falta de acceso a ellos o porque grandes empresas controlan tanto la producción como el comercio de la resina.

Por ejemplo, una guía para comerciantes de ámbar polacos publicada por una asociación de vendedores de ese país, considera de vital importancia no revelar a los compradores chinos quiénes son los productores ya que, de saberlo, éstos los buscan directamente, brincándose a los comerciantes.

En ese mismo folleto de recomendaciones, la asociación polaca informa que, indudablemente, una de las piezas preferidas por el mercado chino son las cuentas —es decir esferas— sean en el formato de anillo, pulsera o collar. Además de su función ornamental, se compran estas piezas para la protección de bebés —sorprendentemente igual que en Chiapas— o para fines religiosos, utilizándolas en rosarios para rezos budistas tibetanos llamados malas.

Esferas de ámbar utilizadas en un “rosario” de rezos budistas. Los budistas tibetanos llaman “malas” a estos objetos, los cuales utilizan para repetir sus mantras. Foto: Mala en venta en la página de comercio en línea chino “Guaruda Trading”. Liga

Los datos duros confirman la información de los comerciantes polacos. Las importaciones de ámbar en China, según un estudio de la Unión Europea, se concentran en dos regiones: primero, naturalmente, en las principales ciudades portuarias, dadas las grandes concentraciones urbanas en la costa China y, por otra parte, en una segunda zona que abarca al Tíbet y Mongolia, muy probablemente en el caso de éstas últimas, por la compra de ámbar para fines religiosos.

En ese contexto, la abrupta y disruptiva llegada del comercio chino a Simojovel parece menos extraña. El tigre luce menos amenazante. Si la combinación de estos factores alteró el mercado global de ámbar hasta incrementar su valor comercial en mil por ciento, cómo no esperar que su onda expansiva alcanzara a la pequeña región productora en Chiapas.

 

VII. Los hombres hormiga y sus madrigueras

Finalmente me decido a visitar una mina, aunque primero vamos a la presidencia municipal de Simojovel con la coordinadora de turismo, la licenciada Patricia Díaz Ruiz. Su oficina es pequeña, casi un cubículo. Es joven, no debe tener más de 30 años, y usa un cabestrillo para inmovilizar su brazo derecho mientras se recupera de una caída.

Después de un breve intercambio de saludos y folletos informativos accede a llevarme, en ese mismo momento, a visitar una mina. Subimos al carro y nos dirigimos a la más cercana, Pauchil —palabra que en la lengua tzotzil y tzeltal significa ámbar—, dentro del ejido Pauchil Los Cocos, apenas a 10 minutos de distancia en carro más otros 5 minutos a pie de donde estamos.

… [Continuar leyendo]

8 Responses to “Desenterrando al tigre. Crónica de un viaje al epicentro de la fiebre del ámbar en Chiapas (6 de 8)

  • Luis Enrique Zetina
    2 meses ago

    Muy interesante esta investigación acerca del ámbar, y tan amena la lectura, que por medio de su narrativa y las fotos que publica, me transporto a ese bello estado, y en especial a este municipio de Simojovel que hasta ahora oigo nombrar. Felicidades y espero con ansia la continuación

    • Gracias Luis Enrique, qué bueno que estás disfrutando la crónica y transportándote a Chiapas a través de ella. Ya vienen las últimas dos entregas, a ver qué te parecen. Saludos.

  • Javier Guerrero
    2 meses ago

    Muy interesante su investigación y las fotos que pone muy acordes a lo relatado. Un saludo y felicitaciones por el artículo. Espero la conclusión.

    • Muchas gracias Javier y gracias también por darte el tiempo de leer la crónica. Ojalá te puedas asomar al resto del contenido de Hoja de Ruta, quizá te pueda parecer interesante también. Ya vienen las últimas dos entregas de la crónica, a ver qué te parecen.

  • Carmen Ávila
    2 meses ago

    Estoy fascinada con éste artículo,muy interesante.

Trackbacks & Pings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *