Naturaleza

Desenterrando al tigre. Crónica de un viaje al epicentro de la fiebre del ámbar en Chiapas (8 de 8)

[Este es el 8vo y último capítulo de esta crónica, originalmente publicada por entregas. Para mayor contexto, leer la 1ra, 2da3ra4a, 5a6a y 7a entrega:]

Desenterrando al tigre. Crónica de un viaje al epicentro de la fiebre del ámbar en Chiapas (7 de 8)

[Esta es la 7a de 8 partes en las que está dividida esta crónica. Cada capítulo se publica por entregas los lunes y jueves de cada semana. Para mayor contexto, leer la 1ra, 2da3ra4a, 5a y 6a entrega:]

Desenterrando al tigre. Crónica de un viaje al epicentro de la fiebre del ámbar en Chiapas (4 de 8)

[Esta es la 4a de 8 partes en las que está dividida esta crónica. Cada capítulo se publica por entregas los lunes y jueves de cada semana. Para mayor contexto, leer la 1ra, 2da y 3ra entrega:]

Desenterrando al tigre. Crónica de un viaje al epicentro de la fiebre del ámbar en Chiapas (3 de 8)

[Esta es la 3ra de 8 partes en las que está dividida esta crónica. Cada capítulo se publica por entregas los lunes y jueves de cada semana. Para mayor contexto, leer la 1ra y 2da entrega:]

Árboles de ciudad


He vuelto, no sé por qué impulso, a rastrear el origen de las cosas. Planté, por ejemplo, un árbol desde la semilla. Un humilde limonero de ciudad, en una terraza de aire contaminado, con ruidos y luz disminuida. Sus raíces, si sigue creciendo, estarán limitadas por el opresivo plástico que lo contiene. Y con todo, es un árbol. No pierde maravilla, al contrario, verlo crecer, es ser testigo de la vida.