Reflexión

Árboles de ciudad

He vuelto, no sé por qué impulso, a rastrear el origen de las cosas. Planté, por ejemplo, un árbol desde la semilla. Un humilde limonero de ciudad, en una terraza de aire contaminado, con ruidos y luz disminuida. Sus raíces, si sigue creciendo, estarán limitadas por el opresivo plástico que lo contiene. Y con todo, es un árbol. No pierde...